Reciclaje

El costo oculto del plástico: impacto en el PIB mundial

2022-01-31
El costo oculto del plástico

El plástico, un material hecho a base de carbono y mezclado con otros materiales, ha dado mucho de qué hablar en los últimos años. Es muy común encontrarlo en envases y empaques, y es utilizado por el consumidor promedio en distintos productos. 

Hace algunos años, durante la revolución industrial el plástico se convirtió en un material popular para sustituir productos naturales como fibras o madera que se encontraban en una cantidad muy limitada para cubrir la demanda de la creciente población. Debido a su utilización a gran escala se convirtió en una opción alternativa más económica. Sin embargo, con el paso del tiempo y la evolución de la situación ambiental, muchos expertos destacan que en realidad la producción de plástico nos está costando mucho dinero.

Hace algunos meses el Fondo Mundial para la Naturaleza (FFW por sus siglas en inglés) dio a conocer el informe “Plásticos: el costo para la sociedad, el medio ambiente y la economía” durante el Congreso Mundial de la Naturaleza en Marsella, Francia. Esta investigación arrojó un resultado escalofriante: el costo real de producir plástico (y soportar su contaminación a largo plazo) fue de 3.7 billones de dólares, tan sólo en el 2019. Para darnos una idea de la magnitud que esto representa, se puede decir que supera el PIB de la India. 

El informe evidenció que, de seguir así,  para 2040 la cifra se duplicaría en 7.1 billones de dólares anuales, lo que implicaría superar la riqueza de Alemania, Canadá y Australia (cifras del 2019), además de que equivaldría al 85% del total que se gastó mundialmente en salud el año pasado, considerando la situación actual de la pandemia. 

WWF asegura que este es el primer informe global que se hace sobre el impacto de este material en el mundo, y demuestra que los gobiernos y ciudadanos subsidian, sin saberlo, “un sistema que impacta negativamente a la naturaleza de una manera inconmensurable”.

El plástico está afectando mucho a los mares y playas de todo el mundo, pues cada año once millones de toneladas van a parar al fondo de estos, y si no se cambia esta situación, para 2040 esa cantidad se triplicará. Para ese mismo año, el ciclo de vida del plástico (desde que se produce hasta que se desecha en el fondo del mar) representa el hasta 20% del presupuesto mundial para la lucha contra las emisiones de carbono, un esfuerzo que difícilmente valdrá la pena si seguimos nuestros hábitos de consumo de plástico.

Para reducir el impacto del plástico en la naturaleza para los próximos años, la organización ha pedido a los gobiernos que inicien la negociación de un tratado en el que todos participen y se comprometan a abordar esta crisis; hasta ahora, un total de 119 países y 75 grandes empresas se han mostrado interesados por la propuesta, sin mencionar que más de dos millones de personas han firmado la petición. 

Nuestro planeta es enorme y lleno de naturaleza, belleza y cultura en diferentes formas. Está claro que no se le puede poner precio, y no podemos permitir que todo esto nos cueste más de 7 billones de dólares en los próximos años. Estamos en la línea final, en el punto sin retorno.Si queremos evitarlo, tenemos que cambiar nuestros hábitos de consumo.  Aún podemos hacer algo.