Vehículos dejarán de circular gracias al Tren Suburbano

Desde hace casi 14 años, en el Valle de México, miles de personas han dejado estacionado el carro, pues con beneficios asegurados como disminución en costos y tiempo, han optado por el Tren Suburbano. 

En México más del 70% de la población vive en ciudades. Las grandes urbes suelen padecer problemas de aglomeraciones, tráfico, retrasos en la movilidad y contaminación por lo que un medio de transporte como éste, que conecta a dos grandes entidades, ha sido aceptado entre la población. 

Las cifras de parque vehicular en la Ciudad de México habían crecido 200%, en 2017, la mayor cantidad en 15 años. En tanto, en el Estado de México incrementaron casi 400%.

Datos de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) apuntan que el 36% de las emisiones de partículas provienen de vehículos particulares, por lo que se ha buscado cada vez más impulsar la implementación de transporte que tenga pocas o cero emisiones en las principales ciudades del país.

En 2008, el año de inauguración del Tren Suburbano, se planteó el objetivo de recorrer una distancia de 27 kilómetros de Buenavista a Cuautitlán en un máximo de 25 minutos, cambio considerable si se toma en cuenta que en este trayecto, entre CDMX y el Estado de México, la gente tardaba hasta 2.5 horas.

Este medio de transporte se mueve gracias a la energía eléctrica, con la que se reducen las partículas contaminantes emitidas al ambiente. 

En el Suburbano, se permite viajar o ingresar con bicicleta, con lo que también se promueve su uso y se evita completar el trayecto al destino con transportes convencionales, que suelen ser más agresivos con el ambiente.  

La tecnología LED con la que están equipados los trenes les permite ahorrar 52% de energía, aunado a su “frenado regenerativo” el cual produce hasta 15% de la energía que consume, lo cual equivale a casi 5 millones de kwh limpios, es decir, el consumo anual de 2,000 familias. 

Entre otros beneficios del Tren Suburbano están la reducción del tiempo que una persona pasa en el tránsito. Éste era de aproximadamente 26 días al año, con el plus de que es más barato que el promedio de gasto que una persona pagaba en otro tipo de vehículos de transporte. 

Este proyecto fue el primero en utilizar el transporte ferroviario masivo para pasajeros en el país y tiene la capacidad de atender a 300 mil pasajeros por día. Con esta cifra podemos estimar el potencial de los usuarios que se alejan de un vehículo para trasladarse. 

Cabe mencionar que antes de que existiera este transporte, el 60% de los usuarios de esta ruta se transportaban en unidades de baja capacidad, generando una gran cantidad de contaminación a diario. 

Con el uso de este medio, se traslada a más personas en un menor espacio y tiempo. Esto resulta relevante dado que los vehículos particulares suelen trasladar a sólo un pasajero. 

Se calcula que el 68% de las personas que tienen auto viajan solos, el 22% llevan a otra persona, 6.6% lleva a dos pasajeros más y el 2.9% lleva a 4 en total.  

Cifras apuntan que en el año 2016, gracias al uso del tren suburbano, se dejaron de utilizar 158 mil automóviles al día, con lo que se redujo también el uso de 475,000 litros de combustible.  

Así, el Tren Suburbano ha logrado reducir 14% de las emisiones contaminantes en el Valle de México, además de que es más seguro, rápido y evita riesgos como accidentes viales y los molestos embotellamientos.